...Fisuras, chimeneas, placas, extra-plomos; el joven alpinista ha dado lo mejor de si para superarlos. Ahora contempla el grandioso panorama,mientras brota de su interior una dicha que no conocía, pero cuya necesidad presentía confusamente. La sangre hierve en sus músculos, su corazón late de emoción, el aire es cortante, el sol difunde su tibieza,; al extremo de una cuerda, el joven alpinista descubre una hermosa y seria amistad: la del compañero de cordada ...Gaston Rebuffat,  Autor

Últimas reseñas

vertical horizontal