...tener la vida entre los dedos; era un descubrimiento: al ser conciente de ello me sentía mas responsable de mí mismo y al momento aprendí que la lucidez resulta tan necesaria como el entusiasmo, porque sin ella el entusiasmo sólo conduce a realizar estúpidas temeridades o actos pueriles.
Gaston Rebuffat,  Autor

Últimas reseñas

vertical horizontal